27.8.09

Administrando tu dinero

Hay muchos tipos de personas hablando en términos de administración de "dinero" pero hay sobretodo dos tipos de personas, los que ahorran y los que no.

El primero ejemplo es esa persona que ahorra siempre dinero durante toda su vida pensando en el futuro como por ejemplo comprarse una casa, un coche, un ordenador etc.. y no lo malgasta vayan muy bien las cosas o vayan mal.

El segundo ejemplo es aquella persona que se ve con muchos más ingresos que gastos encima y tiene la mentalidad del "vivir hoy" porque nunca sabe que puede pasar mañana, suele ser catastrófico y pensar siempre lo peor para disfrutar al máximo cada día y gastarse todo lo que gana, no sabe administrarse y se gasta todo el sueldo en compras, viajes, regalos, fiestas etc.. o incluso en algunos casos suelen vivir por encima de su economía y pedir prestamos a todas estas empresas que se están haciendo de oro como cofidis, cetelem etc

¿ Pero cuando las cosas van mal que pasa ?

El gastador no tiene dinero y no puede pagar sus deudas con lo que recurre a dos opciones.

Opción A: Pedir un préstamo al banco con el correspondiente porcentaje de interés que te clavan.

Opción B: Pedir dinero a familiares o amigos que si tienen dinero por "haber sido ahorrativos"

En este caso los que si tienen dinero para prestar tienen mucho que perder... sobretodo si se niegan a prestarle a algún amigo o familiar.

También cabe destacar que no es lo mismo ayudar a alguna persona que la pasa mal por algún despido de trabajo o por algún motivo en especial pero sabiendo que siempre ha sido una persona responsable con su situación económica, que ayudar a personas que nunca han sabido administrarse, dado que te da otro tipo de sensaciones como ¿ Rabia ?

Pero mientras existen personas así habrán otras que se aprovecharán de ellas, si no como iban a ganar tanto dinero todas estas empresas como Cofidis, Cetelem que te prestan 3000€ y tienes que devolver el doble ;)

2 comentarios:

sk8 dijo...

Hola Amado, creo que es muy cierto lo que dices y parte del problema de esta crisis viene por el incremento del segundo tipo de sujeto (el gastador). Hace 3 años, cuando la cosa estaba muy bien "para todos" un profesor me dijo: "lamentablemente se ha desatado la fiebre del oro".

3 años después se pueden ver las consecuencias de las economías familiares del consumo exacerbado. No puede ser que con 1.000€ te puedas permitir un coche de 30.000€ una casa de 200.000€ y unas vacaciones anuales a ibiza.

He visto como muchos amigos consumían más de lo que ingresaban y lamentablemente ahora solo tienen el recurso de la pataleta. La cosa está muy jodida, pero es la consecuencia de nuestros actos.

Un saludo.

Aurum dijo...

Interesante reflexión, como para tomarla en cuenta.